Tic tac tic tac

Mucho cuidado – le dije a mi psiquiatra
Tic tac tic tac
Soy como una inestable bomba, si me intentas desarmar podría explotar.
Tic tac tic tac
Apretó un poco más la camisa de fuerza
Tic tac tic tac
Elevó la dosis de medicamentos.
Boooooooom !
Rompí un trozo de vidrio con la cabeza, tomé un trozo de cristal y le saqué los ojos.

Don’t try

Anuncios

Pedro

No veía a Pedro desde el jueves tal vez, le pedía al universo que le diera otra oportunidad, deseaba que ojalá simplemente su paracaídas no hubiese abierto, se hubiese roto el cuello en bicicleta o alguna de sus amantes lo tuviera encadenado a la cama.

Pedro luchaba con demasiados demonios, periodos extensos de carcel, épocas en el servicio militar aleman, alcohol, anorexia, bulimia, divorcios y su más fiel compañía la soledad.

Cuando llame a su teléfono, obviamente era un número equivocado. Espero crucemos caminos nuevamente. Ojalá no el la carcel, no en la morgue, menos en la casa de locos.

Javier

Babe

Cuando conocí a Jenna había iniciado toda una revolución sexual en mi vida, la cuenta ya me cobraba 200 pares de piernas y tal vez otras más que no recuerdo.

Fue un día de diciembre, fue un sitio de citas, ella visitaba mi país desde el otro lado del mundo, desea estar dos días. Desde ya para mi significaba toda una fantasía, debe ser por mi sabroso gusto en chicas rubias y locas. Nos juntamos en el centro de la ciudad, su cuerpo semi cubierto por un vestido floreado, tal vez lo necesario para llegar a la rodilla, me abrazo y empezamos un largo paseo por la ciudad.

El lenguaje no fue un problema, fue más bien un elemento de seducción, lo he dicho muchas veces, no soy un fan de la pornografia, pero aquellas palabras dichas en un acento delicioso hacen que mi sangre de desplace totalmente de mi cerebro.

Como si fuésemos amantes de toda la vida me llevo a su habitación de hotel y nos metimos juntos a la ducha, no piensen mal, solo para lavarnos los pies, asquerosos tanto caminar. Se tiro en la cama, se levanto el vestido y me pidió que la abrazara, dormimos.

Se me acercó, me besó y me preguntó si me iría con ella al fin del mundo, que ella podía mantener nuestra aventura por muchos años ya que era heredera de una fortuna. Se me subió encima y me hizo el amor. Puta, no puedes pedir una respuesta sincera de esa manera, sabes lo fácil que soy.

Lo siento cariño, no te puedo mentir le dije, mi corazón es de una sola persona y a pesar de que cada noche me dejo llevar y soy la puta fácil de toda la ciudad ,es todo acerca de ella. Espero que tengas una gran aventura y el próximo hombre esté disponible para ti. Tu de verdad vibras, tal como yo. Tal vez te pueda visitar algún día.

Infielmente tuyo

Niño en adopción

Cariño te siento lejos otras vez y como ya no tengo la caricia masoquista del alcohol me pierdo en cualquier muestra de cariño, casi como un niño con ansias de adopción, con ojitos de ternura a la entrada del orfanato.

Cariño te siento lejos y me veo tentado a perderme en cualquier juego de seducción, en cualquier pieza de arte.

Cariño de siento lejos, me pierdo y tú solo observas, como si fuese un león rugiendo en el zoológico.

Cariño mañana cumpliré 150 par de piernas y solo un corazón.

Nadie puede salvarme.

Ahora que me había entregado completamente al sistema, entre a la multititienda a comprar una camisa que obviamente no necesitaba.

Te puedo ayudar en algo – dijo la promotora

La verdad No, ni tu ni nadie.

Debe haber sido una impresión extraña.

Javier