Solo palabras 

La mujer obesa
saliendo de su departamento
con la botella de 2 litros de cocacola.

El anciano
fumándose la vida
en sus cigarrillos baratos.

El muchacho
buscándole un sentido a la existencia
en libros de psicología de 1900.

Yo acelerando a fondo 
a ciegas.
Enamorándome de cualquier muestra de cariño.
Haciendo equilibrio en cornisas 
totalmente sedado.

No hay retornos,
el carrusel sigue girando.
Y está la monotonía,
las reglas,
la mediocridad y el conformismo.

No he sido el único
ahogándome en habitaciones baratas
oscuras y suicidas.

Javier

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s